¿Cómo juega Billy Gilmour, el nuevo talento del Chelsea?

El joven volante escocés está llamando la atención del FC Barcelona y del Real Madrid, quienes han mostrado su interés en él.

¿Cómo juega Billy Gilmour, el nuevo talento del Chelsea? | FOTO: CHELSEA ¿Cómo juega Billy Gilmour, el nuevo talento del Chelsea? | FOTO: CHELSEA

Billy Gilmour se ha convertido en una de las irrupciones más importantes en la actual temporada en la Premier League de Inglaterra y en el balompié europeo. Con tan solo 18 años de edad (2001), el escoces se ha establecido en el primer equipo del Chelsea, se ha ganado la confianza de Frank Lampard –quien conoce la posición mejor que nadie- y se ha convertido en el objetivo de los grandes de Europa para el próximo mercado de fichajes (FC Barcelona, Manchester City y Real Madrid han contactado al conjunto Blue para hacerse con sus servicios en verano con menos de 10 partidos en el primer equipo).

Por esa razón, y teniendo como base tres partidos de la actual temporada de la Premier League, dos en la Carabao Cup y dos en la FA Cup, analizaremos el estilo de juego de la perla del Chelsea y por qué está llamando la atención de los mejores equipos del mundo a una edad tan corta, sin experiencia en la elite y en una posición que, en la mayoría de los casos, requiere de un nivel de experiencia que, por ahora, no tiene:

¿Cómo juega Billy Gilmour?

El escoces es un volante de primera línea que no cuenta con un físico dominante (170 cm de altura y 60 kg) pero con una inteligencia e interpretación del juego –y de las jugadas- que supera con creces a la gran mayoría de jugadores de su edad. Gilmour, por su edad, se desplaza por todo el terreno con la intención de acercarse a la zona donde está la pelota para ser opción de pase, donde también destaca a partir de su capacidad de orientar cada jugada a donde él considera que debe ir para tener una progresión positiva hacia el arco rival. Su capacidad para pasar la pelota es sensacional aunque, pese a tener rasgos para romper líneas de presión, siempre busca dar el pase d seguridad cuando se siente presionado y encerrado.

Mapa de calor en la Premier League:

Tiene un control de la pelota diferencial debido a que con cada orientación consigue superar presiones rivales y verticalizar la jugada, siempre quedando de cara para conectar con un compañero que se posiciona por delante de la línea de la pelota. Cada recepción tiene sentido debido a la capacidad que tiene para visualizar el entorno que lo rodea con velocidad (levantando la cabeza y girándola con naturalidad) para poder ejecutar con un par de milisegundos de ventaja por encima de su rival. Su dominio de dicho registro lo convierte en una pieza diferencial en diferentes escalones de la cancha. En otro contexto, más adelantado en la cancha, es capaz de hacer rupturas para atacar el área y aparecer en la zona de remate, pese a no destacar en este último renglón.

A nivel defensivo, Billy Gilmour sabe posicionarse como MCD dentro de un contexto donde actúa él solo en la base de la jugada, cubriendo las espaldas de los interiores y ocupando zonas claves mantener la solidez en el bloque defensivo en el carril interior. Tiene conciencia defensiva, debido a que sabe ocupar las zonas que abandonan sus compañeros aprovechando, al mismo tiempo, la velocidad que tiene para sacar el pie con velocidad para recuperar la pelota antes de que la misma llegue a su rival. Pero, en otro contexto, sale a presionar con agresividad para intentar recuperar la pelota pero, si el rival consigue utilizar su cuerpo para atraparlo y descargar, deja su posición libre para que el rival progrese con facilidad como, por ejemplo, pasó abajo contra el Everton.

En clave Chelsea de Frank Lampard, el escocés es una pieza que encaja a la perfección dentro del perfil que necesita el entrenador inglés en dicha zona debido a que puede jugar como un interior más adelantado para romper (acompañando a Jorginho en el eje, liberándolo para presionar arriba y tener la capacidad de organizar en diferentes zonas), puede actuar como MCD para liberar a N´Golo Kanté para que este rompa en conducción o pise el área rival o, en el mejor de los casos, puede fungir como organizador siendo el primer pase en la salida de la pelota y el eje dentro del bloque defensivo.

Con tan solo 18 años, Billy Gilmour se ha convertido en una de las irrupciones más importantes del último tiempo en la Premier League de Inglaterra y, teniendo en cuenta su evolución individual –jugando en un contexto que le favorece, que le exigirá dar un salto de calidad para compensar su físico y con compañeros que lo pueden potenciar en cada entrenamiento-, podemos estar en presencia de uno de los volantes de primera línea que dominará el balompié europeo en las próximas décadas.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Lecce y Parma se enfrentarán hoy domingo, en la jornada número 38 de la Serie A italiana

Últimas noticias

Comentarios recientes