Griezmann, es tu turno

El internacional francés vive uno de sus momentos más convulsos en Can Barça tras el cruce de declaraciones durante el parón internacional, pero deberá recoger el guante de las palabras de Koeman y dar un paso al frente.

Griezmann, es tu turno. Foto: blaugranas.fr Griezmann, es tu turno. Foto: blaugranas.fr

Antoine Griezmann llegó al FC Barcelona la temporada pasada con la vitola de superestrella. Un cartel más que merecido después de hacer aún más grande al Atlético de Madrid durante sus años en la capital. Una final de Champions League, una UEFA Europa League siendo determinante en la final con dos goles al Olympique de Marsella, una Supercopa de Europa ante el Madrid y otra de España también ante el eterno rival le avalan. Su precio (120 millones de euros) confirmó el gran éxito de su paso por la parroquia colchonera.

Sin embargo, su campaña pasada y el comienzo de ésta no está siendo lo esperado. Apenas 9 goles y 4 asistencias en 38 partidos ligueros son los registros del galo hasta el momento. Cifras que se alejan mucho de su nivel en los últimos años y que se asemejan a sus comienzos en la Real Sociedad (7 tantos y 3 o 4 asistencias en la 2010/11 y 2011/12).

Nuevo técnico, mayor exigencia

Ahora, con el debate de su posición en el terreno de juego sobre la mesa y con Ronald Koeman en el banquillo y sus declaraciones en rueda de prensa, se atisba un nuevo panorama: el paso al frente de Griezmann.

El técnico holandés ha dejado muy claro que cuenta con el atacante de Mâcon, pero, a diferencia de sus anteriores entrenadores, le ha pedido públicamente que “debe sacar el máximo rendimiento cuando juegue”, indistintamente del sitio que ocupe.

Y es que es cierto que el contexto ideal de ‘Grizzi’, como le ocurre con Francia, es la mediapunta, lugar en el que tiene libertad de movimientos para crear juego, lanzar jugadas e, incluso, finalizarlas llegando al área. No obstante, en el Barça ya hay un futbolista que cumple ese rol, y no es nada más y nada menos que el irremplazable Leo Messi. Por ello, Griezmann debe ser inteligente y adecuarse a un nuevo puesto, ya sea de extremo derecho o de delantero centro/falso ‘9’, y aportando desborde, siendo participativo y estando fino de cara a portería, para ser así un hombre importante en el plantel culé. Ya lo hizo en sus inicios como ‘txuri-urdin’ y en los ‘bleus’ cayendo mucho a banda o como referencia en punta vistiendo la elástica rojiblanca.

Su trabajo y compromiso no están en duda, pero un futbolista de tal nivel debe sacar ya a relucir todas sus cualidades futbolísticas y subirse a un barco de un Barça que parece que, este año sí, juega un ritmo por encima. Su primera prueba, hoy en la jornada liguera ante el Getafe en el Coliseum Alfonso Pérez.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Levante y Celta de Vigo cerrarán mañana la séptima jornada de LaLiga Santander

Últimas noticias

Comentarios recientes