Gerard Piqué, el eterno infravalorado

El central español es uno de los mejores centrales de la última década en el balompié mundial.

Gerard Piqué, el eterno sobrevalorado | FOTO: FC BARCELONA Gerard Piqué, el eterno sobrevalorado | FOTO: FC BARCELONA

Pese a mantenerse en el FC Barcelona por más de diez años durante una de las épocas más gloriosas del club y ser un pieza fundamental dentro del sistema de juego de la selección española que consiguió dominar el balompié mundial, Gerard Piqué nunca ha sido valorado por la opinión pública (ni por los que entrengan premios cada temproada) como uno de los mejores centrales de la actualidad debido a que, pese a siempre mantener un rendimiento alto en los diferentes contextos donde le tocaba competir, no ha tenido ese momento individual que lo convierta en una pieza inolvidable para el mundo en general.

Y es que Gerard Piqué, junto a Sergio Ramos, se consolidó como el mejor central de la década pasada porque, más allá de los títulos conseguidos, fue una pieza fundamental dentro de la estructura de sus equipos. Todo a partir de su capacidad para defender el área, capacidad de sacar la pelota desde el fondo para facilitar la progresión en el ataque posicional, velocidad para corregir, dominio en el duelo aéreo y su capacidad de ganar duelos defensivos pero, más allá de sus cualidades defensivas, su imagen se ha visto “ensuciada” por cómo ha llevado su vida personal fuera de la cancha, tanto por sus acciones como por sus declaraciones, donde demuestra tener un dominio de la opinión.

Pero, si solo tenemos en cuenta lo que ocurre dentro de la cancha, Gerard Piqué ha tenido una carrera ejemplar con un rendimiento impresionante, al nivel de los mejores tres centrales del mundo, y que lo ha llevado a mantenerse en la elite por tanto tiempo, pese a que muchos afirmarán que estaba acabado o que ya no tenía el nivel para defender los colores del FC Barcelona semana a semana. Lo demostró en el Clásico pasado donde, pese a que su equipo terminó perdiendo en el Santiago Bernabéu, tuvo una noche ejemplar defendiendo el área ante los constantes ataques del Real Madrid.

Pese a que la mayoría no logra desasociar el jugador de lo que ocurre fuera del terreno de juego, es necesario entender que Gerard Piqué, pese a todo lo que pasa a su alrededor, es uno de los mejores centrales del mundo en la actualidad y que, desde su llegada a la elite, se ha mantenido entre los mejores tres de la posición, superando en muchas ocasiones a nombres importantes como Sergio Ramos, Giorgio Chiellini y Raphael Varane. Cuando salta a la cancha, y le toca ser el líder defensivo de su equipo, son pocos en el último tiempo que pueden superar lo que realiza Piqué, pese a que muchos no lo valoren como es.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes