El último experimento de Luis Enrique antes de Qatar 2022

Vamos a poner la lupa en las variantes que introdujo Luis Enrique en el encuentro ante Jordania, el último amistoso previo al Mundial.

Javier Parra Peña | 17 Nov 2022 | 21.51
facebook twitter whatsapp Comentarios
El último experimento de Luis Enrique antes de Qatar 2022
El último experimento de Luis Enrique antes de Qatar 2022

España derrotó a Jordania en el último partido amistoso previo a la Copa del Mundo de Qatar 2022, que le sirvió a Luis Enrique para probar varias variantes pensando en la cita mundialista y al debut en la competición la próxima temporada.

Vamos a poner la lupa en las variantes que introdujo Luis Enrique en el encuentro ante Jordania:

El último experimento de Luis Enrique antes de Qatar 2022

-Aymeric Laporte como lateral izquierdo: El central del Manchester City partió como lateral izquierdo en el once titular con Pau Torres y Eric García como centrales. Puede ser una apuesta debido a la lesión de José Luis Gayá y la intención de descansar un poco a Jordi Alba, pero no deja de ser un registro interesante ante las variantes que ofrece en salida de pelota y su capacidad de defender a campo abierto. En contextos ante rivales que repliegan, contar con un tercer central para proteger la espalda de los volantes más atacantes no es una mala opción.

-Koke como mediocentro: El mediocampista del Atlético de Madrid fungió como mediocentro dentro del 4-3-3, un rol que no es nuevo para él y que puede ocupar sin problemas debido a su capacidad pasadora. Es un registro que puede funcionar en momentos puntuales, aunque parece complicado que se pueda replicar debido a la presencia de Rodri y Sergio Busquets en la convocatoria. Gavi y Carlos Soler fueron los interiores. También probó a Soler de mediocentro.

-Marco Asensio como falso 9: El extremo del Real Madrid apareció en el centro del ataque de la selección, un rol que conoce y donde ha aparecido hasta en el Real Madrid. Tiene buenos movimientos entre líneas, lectura de juego y buen pase. No deja de ser un buen plan B en contextos puntuales para descansar a Álvaro Morata o ser parte del plan A dependiendo de la manera en la que busca atacar la Roja. También es una amenaza al espacio. Ansu Fati y Sarabia jugaron de extremos, abiertos en banda pero haciendo muchas diagonales para adentro. La relación Asensio-Ansu Fati se vio muy bien.

Son tres variantes interesantes las que utilizó España en un encuentro ante un rival menor, pero que sirve para ir interiorizando ideas y probar detalles de cara a la cita más importante.