¿Cómo complicar los partidos al Barcelona de Setién?

ANÁLISIS / El juego del cuadro blaugrana sigue encontrando numerosas trabas en los planteamientos rivales

¿Cómo complicar los partidos al Barcelona de Setién? "Foto: Sport" ¿Cómo complicar los partidos al Barcelona de Setién? "Foto: Sport"

El Fútbol Club Barcelona de Quique Setién volvió a dar un paso atrás en la noche de ayer. Tras realizar un gran encuentro en todas las facetas frente al Villarreal de Javi Calleja, el vibrante derbi que acabó con el RCD Espanyol descendido matemáticamente a la Segunda División del fútbol español estuvo a punto de costar un nuevo disgusto a la entidad presidida por Josep María Bartomeu. ¿Por qué? Lo analizamos en las próximas líneas, aunque adelantamos a modo de spoiler que no, que no es una circunstancia derivada de la suerte o la fortuna azarosa.

El Barcelona de Setién sigue realizando un estilo de juego que resulta más o menos productivo según la respuesta de planteamiento táctico que recibe de su rival. Esto es, ante rivales abiertos, escenarios grandes y defensas menos contundentes en pro de ataques más prolíficos, el cuadro culé se mueve como pez en agua.

Desata su combinación, sus transiciones rápidas, sus pases filtrados entre líneas, sus desmarques de ruptura a la espalda de la defensa, la amplitud del campo por los extremos que abre espacios en el centro donde suele pulular un tal Leo Messi, etc.

Sin embargo, si el rival, tenga más o menos nivel en su plantel, se centra en defender con líneas muy juntas, proponiendo un bloque bajo y once futbolistas cercanos a su área, las dificultades se amplían. Al final, ante Athletic Club y RCD Espanyol, los partidos se acabaron sacando por la mínima y en jugadas donde un rebote o una circunstancia particular favorecía a los blaugranas. Pero este tipo de partidos, con rivales plantados así sobre el verde, si se combinan con atacantes rápidos y decisivos, pueden generar más de un dolor de cabeza a Quique Setién y sus pupilos.

Mucho ojo con el SSC Napoli en esta vertiente, pues una lectura correcta y similar de Gennaro Gattuso del partido de vuelta podría acabar con las esperanzas europeas del Barça. Problemas al atacar (el equipo se atasca y propone, pero no verticaliza), problemas al defender (si Ter Stegen o Piqué no salvan se suele sufrir), etc.

En definitiva, si un equipo quiere hacer daño a este Barcelona, una defensa cerrada y unos futbolistas de contragolpe parece la mejor fórmula, sobre todo si ese rival es inferior en cuanto a plantilla que suele ser lo habitual. ¿No sería necesario contar con un Plan B de juego o alguna alternativa de modificación?

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Leipzig y Atlético de Madrid jugarán mañana jueves su partido correspondiente a los Cuartos de final de la Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes