La complicada realidad de Matthijs de Ligt

El central holandés pasó a un segundo plano en la Juventus de Turín

Matthijs de Ligt está pasando por un momento complicado y es que ha sido relegado a un segundo plano en la Juventus de Turín ante los buenos rendimientos de Merih Demiral (quien no jugó ni un solo minuto antes de diciembre), quien le ha arrebatado el puesto junto a Leonardo Bonucci y lo tiene en el banquillo, lo que empeora al saber que la lesión de Giorgio Chiellini debió facilitarle el proceso de adaptación al puesto de fijo en el once de titular. Hasta el momento solo ha disputado 17 partidos oficiales, lo que no es una cifra negativa pero, si entendemos el contexto, tampoco son números para aplaudir.

La ausencia del holandés en la Supercopa de Italia incrementó los problemas y el jugador comienza a preocuparse con la posibilidad de terminar la temporada como titular. Pero es que, más allá del gusto personal, Maurizio Sarri se ha decantado por Demiral debido a que De Ligt ha fallado en repetidas ocasiones en partidos de la Serie A, que le han costado a la Juventus muchos problemas a la hora de resolver los encuentros. Con la segunda parte de temporada a semanas de comenzar, la situación del ex Ajax es muy complicada y, si no mejora su rendimiento individual, podría verse relegado al banquillo mucho más tiempo.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Celta de Vigo y Barcelona se citarán mañana, en otro encuentro de LaLiga Santander

Últimas noticias

Comentarios recientes