La cara y la cruz de los fichajes más recientes del Madrid

OPINIÓN - Mientras dos de ellos jugarán cedidos en Primera, otro de ellos lo hará con el filial blanco

Lopetegui / twitter Lopetegui / twitter

A excepción de Álvaro Odriozola, y de algún fichaje que pueda llegar en los últimos días de mercado, el Real Madrid no contará con ninguna de las incorporaciones que ha realizado a lo largo de este verano, tomando distintas y sorprendentes decisiones en función del jugador correspondiente.

Mientras que a Lunin y De Tomás se les busca cesión en un equipo de Primera División, a Vinicius se ha decidido mandarlo al Real Madrid Castilla, en Segunda B, en una decisión que no favorece nada a ninguna de las dos partes, ya que el jugador brasileño necesita experiencia al máximo nivel para continuar su desarrollo.

Tras despuntar en el fútbol brasileño, la opción más lógica hubiese sido enviar a Vinicius, al igual que a sus otros dos compañeros, a un equipo de Primera División o de una gran liga europea, ya que en Segunda B lo que hará será perder un año, ya que es seriamente cuestionable que el jugador, por muy bien que lo haga, fuera a tener de esa forma hueco en el primer equipo el próximo curso.

Últimas noticias

Comentarios recientes