Camilo Moya, otro descubrimiento en Chile con nivel para Europa

Seguimos destapando algunas de las sensaciones del fútbol sudamericano que siguen apareciendo y que cuentan con menos repercusión mediática de lo habitual

Camilo Moya, otro descubrimiento en Chile con nivel para Europa "Foto: La Cuarta" Camilo Moya, otro descubrimiento en Chile con nivel para Europa "Foto: La Cuarta"

La realidad es que el continente sudamericano no cesa en su tarea de extraer talento de algunos de los mejores clubes de sus diferentes países. Son muchos los jugadores que destacan en el balompié uruguayo, peruano, chileno, uruguayo, colombiano, argentino, brasileño, paraguayo, ecuatoriano... Sin embargo, muchos de ellos no cuentan con repercusión en la prensa internacional por no acudir a los llamados de sus Selecciones o por no jugar en Europa. Pronto harán las dos cosas y aquí los queremos ir desvelando antes de que eso ocurra, como es el caso de Camilo Moya.

El centrocampista de Universidad de Chile es uno de esos jugadores cuya primera impresión cambia cuando le ves jugar. Por su físico, parece un jugador más débil que fuerte, más móvil que estático, más endeble que férreo, pero nada más lejos de la realidad. Camilo Moya es uno de esos jugadores que siempre pelean una más, que siempre compiten una más, que presionan, que compiten, que llegan, que luchan.

Un futbolista acostumbrado a actuar en el pivote de su equipo pero que también muestra comodidad si tiene que colocarse en otra demarcación. Su polivalencia es una de sus principales virtudes, y eso le permite actuar también en la zona del lateral diestro, para explotar también su velocidad, su desgaste y su capacidad de decisión.

Pero no por todo lo que comentamos significa que Camilo Moya sea un jugador exento de calidad, más bien todo lo contrario. Hablamos de un futbolista que puede organizar un equipo desde esa posición central, actuando como falso 5. Lleva las manijas del equipo, lo controla y ordena a su antojo y eso siempre significa que llegarán buenas noticias para los intereses de su equipo.

¿Un salto a Europa?

Cruzar el charco por segunda vez todavía parece algo precipitado para el jugador de 22 años, pero de buen seguro que, en un futuro no muy lejano, en un medio-corto plazo, Camilo Moya recibirá propuestas de las mejores ligas del mundo como ya le sucedió a otros como Erick Pulgar.

Últimas noticias

Comentarios recientes