Busquets igual que siempre

Sergio Busquets sin perder la calma y mirando siempre hacia delante, se ha convertido en una verdadera estrella que demuestra no tener techo de crecimiento en Europa.

Sergio Busquets sin perder la calma y mirando siempre hacia delante, se ha convertido en una verdadera estrella que demuestra no tener techo de crecimiento en Europa.

Lo importante es que el centrocampista defensivo sigue siendo el mismo chaval, nunca ha cambiado sus hábitos y está orgulloso de ser quien es. "Yo no me considero un crack, los cracks son los elegidos y yo no me veo así, creo que soy un privilegiado por jugar donde juego, poder estar con los compañeros en el club de mi vida, pero soy una persona normal y la palabra crack es demasiado grande para mí", confesó el hombre del Barcelona.

Según lo transcribido por Sport.es, Busquets no se olvida de su pasado, pese a que su nombre es reconocido por toda Europa. "No tengo un primer recuerdo claro del fútbol, recuerdo que de muy pequeño siempre me gustó salir a la calle o a la plaza con los amigos, con una pelota enganchada en los pies. También jugaba con mi hermano Aitor, que es tres años más pequeño que yo", comenta el español.

"No me gusta ser el centro de atención, quizás la posición en la que juego es un reflejo de mi personalidad, trabajo en la sombra. Esta posición dice mucho de mí, porque soy discreto. Me da mucha vergüenza firmar autógrafos, aunque te tienes que acostumbrar a todo", finaliza Busquets, siempre humilde, siempre igual.

Últimas noticias

Comentarios recientes