Así hay que jugarle a este FC Barcelona de Ronald Koeman

ANÁLISIS / Si desmembramos los detalles técnicos de su partido, vemos que el Real Valladolid dio con la tecla para hacerle daño

Así hay que jugarle a este FC Barcelona de Ronald Koeman "Foto: Sport" Así hay que jugarle a este FC Barcelona de Ronald Koeman "Foto: Sport"

El Fútbol Club Barcelona está siendo uno de los mejores equipos del 2021 con mucha diferencia. La savia nueva de su Junta Directiva y la mejoría del equipo sobre el terreno no le ha valido para conseguir títulos, pero al menos sí para pelearlos y hacer sentir orgullosa a su afición, muy dolida tras los últimos años de vaivenes y desastres por algunos de los mejores estadios europeos. Con la posibilidad de hacer doblete (LaLiga y Copa del Rey), el juego del equipo blaugrana está siendo cada vez mejor pero no termina de instalarse en la sobriedad de la victoria amplia.

¿Cómo juega este FC Barcelona?

Si observamos el juego que despliega semana tras semana el conjunto que comanda Ronald Koeman, observamos un estilo muy similar al que históricamente siempre ha triunfado en Can Barça. Por excelencia, en el Camp Nou ha gustado un equipo protagonista, de esos que no se arrugan ante el rival sea quien sea, de los que tienen el balón, de los que se asocian entre sí para buscar los entresijos de la defensa rival, que no da pelotazos, que trata bien el esférico.

El Barça de Koeman es así, pero con una variante principal: la presión. Una de las mayores novedades del DT neerlandés es su defensa en bloque bajo. El FC Barcelona espera a su rival y prefiere robar más atrás y salir más rápido, no despliega su físico en área contraria cuando no tiene el balón.

¿Cómo hay que jugarle al FC Barcelona?

Entonces, desde el punto de vista táctico, la pregunta que muchos técnicos se hacen es la anterior. ¿Cómo es más probable obtener buenos resultados ante un equipo que juega como el Fútbol Club Barcelona? Pues la respuesta está muy cercana a lo que hizo el Real Valladolid en la jornada de ayer.

Polémicas arbitrales aparte (aunque por supuesto que acabaron siendo decisivas en el devenir del encuentro), lo que está claro es que los pucelanos firmaron un encuentro brillante en lo suyo, en el plan de partido que planteó estas dos últimas semanas Sergio González.

La forma de hacerle más daño al FC Barcelona es esa misma: con líneas muy juntas de defensas que no se separan para mostrar un bloque compacto y ordenado, obligando al rival a disparar desde la frontal en lanzamientos lejanos o a colocar centros laterales, precisamente dos de los peores hándicaps de los blaugranas en su ataque.

Una defensa ordenada, unos conceptos muy claros y cuando robas, las ideas más que concisas. Salir rápido al contragolpe con los futbolistas más rápidos del equipo para hacer sufrir a la defensa blaugrana en lo que peor sabe hacer: defender a campo abierto y tener que retroceder muchos metros hacia atrás.

Contraataque, defensa en bloque bajo, rapidez, eficacia... ante tanta diferencia de presupuestos y teniendo que sacar puntos en un campo donde un jugador ya vale más que tu plantilla entera, las soluciones son complejas pero no inexistentes.

Valentía no siempre es sinónimo de obtener buenos resultados, y este Real Valladolid fue menos valiente pero más efectivo, hasta el extremo de que no puntuó en uno de los campos más complicados de todo el mundo por acciones externas que no podían controlar. ¿Tomarán ejemplo los equipos de una entidad similar que se enfrentan en unas semanas al FC Barcelona?

Últimas noticias

Comentarios recientes