Haruna Lukman

Fecha de nacimiento:  4 de diciembre de 1990

Club:  AS Mónaco

Al pensar en una joven promesa africana sin dudas que nos imaginamos un chaval veloz y dinámico. Si pensamos así estamos en lo cierto, Haruna Lukman es un jugador bastante rápido, pero tiene otras condiciones que lo hacen diferente al resto: su capacidad de liderazgo y su creatividad. Dichas características las pone en práctica en el Mónaco de Francia y en la selección nacional de Nigeria.

Haruna Lukman nació el 4 de diciembre de 1990 en Jos, Nigeria. Allí inicio desde muy joven su vida como futbolista. Fue en el Global Crystal Academy de la liga de su país donde empezó todo, aquí jugó en la divisiones juveniles y rápidamente saltó al primer equipo. También sorprendió a los entrenadores juveniles de la selección de Nigeria, quienes no dudaron en llamarlo para integrar sus plantillas.

En 2007 precisamente se coronó campeón del Mundial Sub-17 siendo capitán de Nigeria y ahí empezó a brillar. Su actuación fue vital para ese logro y en su país comenzó a ser un pequeño héroe que empezaba a florecer. Muestra de esto fue el interés y el posterior fichaje del AS Mónaco de Francia, en donde hoy es Haruna Lukman es titular indiscutido. El chaval también estuvo presente en la Copa del Mundo de Egipto Sub 20 y se destacó hasta llegar a la selección mayor, con la cual disputó como titular el Mundial de Sudáfrica 2010.

Parece fácil ver como un chaval en Nigeria se puede salir de su país fácilmente jugando al fútbol, es que estos jugadores cuentan con un porte físico privilegiado y eso es lo que más interesa. Mide 177 cm y juega de centrocampista ofensivo, aunque según el puede adaptarse a diferentes pociones dentro del terreno. "Tanto en la selección como en mi club, ya he jugado en diferentes posiciones, pero no tengo una preferencia especial, lo mejor es cultivar diversas aptitudes", explicó el chaval a Fifa.com.

En cuanto a su juego, Lukman se puede describir perfectamente como un motor con suficiente combustible para resistir los 90 minutos de un partido a un ritmo de velocidad constante. Pese a su edad se crió siendo capitán de su selección juvenil y eso le sirvió para desarrollar un fuerte carácter de líder dentro del campo. Aparte de esto es un pequeño cerebro que suele tener ideas en momentos de mucha presión, pues encuentra espacios y se desprende con inteligencia del balón. En resumen Haruna es un mediocampista creativo, dinámico, con buen remate de lejos y gran capacidad de mando.

Titular indiscutido en el AS Mónaco y la selección de Nigeria, el chaval africano se destaca partido a partido. Es respetuoso y sabe escuchar, oye las enseñanzas de sus ídolos y trata de poner todo lo que aprende en práctica. "Hay dos personas en el fútbol que representan mucho para mí: John Obi Mikel y Nwankwo Kanu", manifiesta el joven. Sobre los futbolistas mencionados asegura: "son grandes jugadores con los que hablo a menudo, y que me ayudan a progresar en mi oficio y en mi vida".

Haruna Lukman hoy en día juega de muy buena forma en la liga francesa, pero sus actuaciones son seguidas de otros equipos. Aunque por el momento el centrocampista está tranquilo en Francia y desea seguir progresando. Anote por ahí su nombre, seguramente seguirá dando que hablar en el futuro.

Últimas noticias

Comentarios recientes