Real Madrid y Barcelona, ¿ejemplo o vergüenza?

Pretenden un calendario a la carta

Imagen artículo Imagen artículo

La petición de Real Madrid y Barcelona a la Liga de Fútbol Profesional de jugar los “clásicos” en fechas pactadas, en parones de Champions League, y de este modo no entorpecer sus posibles cruces finales en esta competición, es la última bufonada de un país de pandereta, que menosprecia algo tan maravilloso como el fútbol.

Si el fútbol “traga” con esta petición, la Liga se habrá degradado hasta un punto en que jugarla, o pasar olímpicamente de ella, no tendrá diferencia alguna. La falta absoluta de respeto sobre el resto de equipos, y sobre la competición en general, ya resulta patética, pero es que si Real Madrid y Barcelona, con Florentino Pérez y Sandro Rosell, dan ese paso, ya no habrá ninguna diferencia entre el fútbol español de élite y el de cualquier otro país de segunda fila.

Tienen más opciones de llegar a la final de la Champions”. Quiero recordar que la Champions League la juegan 4 equipos españoles, y a dos de ellos les cuesta mucho más que a los demás. Madrid y Barcelona tienen 140 millones de euros en concepto de derechos televisivos, más del triple que el siguiente en el ranking, no son sociedades anónimas deportivas, lo que supone una adulteración flagrante de la competición (algo que comparten con Athletic de Bilbao y Osasuna). ¿No reciben bastantes ayudas? ¿Ahora debe el fútbol español concederles un calendario a la carta?

Que ambos clubes tengan la osadía y la falta de tacto de hacer esta petición molesta, altera, perturba, sorprende. Avergüenza. ¿Calendario cargado?  Atlético de Madrid y Athletic han tenido que jugar 16 y 17 partidos respectivamente para ser finalistas de la Europa League, que también es importante para el fútbol español, ¿o al no ser los dos de siempre, menos? La excusa que dan los grandes es, cuanto menos, cuestionable. Coloquialmente, patética.

Y es que ambos tienen más de 400 millones de presupuesto, sacando casi 30 al que viene inmediatamente después, ¿y se quejan de calendario apretado y que sus futbolistas juegan muchos partidos? Este país es para muchas cosas de pandereta absoluta, pero en caso de tomarse esta petición en serio, y ya no hablo de aceptarla, bajaría algún escalón más, si es que eso es posible.

Real Madrid y Fútbol Club Barcelona deberían ser un ejemplo para todos, jamás deberían quejarse de los árbitros (algo que los blancos hacen a gritos, y los azulgrana más con “retranca”, pero ambos lo hacen), y su modo de actuación debería ser siempre el de dar facilidades y no poner problemas. En este sentido pongo a ambos en el mismo saco, aunque si habláramos de cada uno de forma individual, y lo voy a hacer más adelante, desde luego que tienen sus particularidades.

Me preocupa cómo trate la opinión pública este asunto. Me preocupa porque los medios de comunicación de Barcelona y Madrid son los poderosos en España, los más influyentes. Y aquí es donde podríamos entrar a debatir una particular y especial “ley de interés general” paralela. ¿Importa más lo que pase con los dos grandes que lo que ocurra al resto de la Liga? ¿Sólo los intereses de estos dos son los que mandan a la hora de plantear un calendario? ¿Ningún otro equipo español podrá optar jamás a ser campeón, o finalista, de la Copa de Europa?

La bipolaridad es este país, para todo, es más una norma absoluta que una tendencia. En el deporte, en el fútbol, hay una vía, pequeña, de pluralidad. Si permitimos que Madrid y Barcelona puedan jugar cuando les de la real gana, esteramos matando al fútbol, y a la opción de que hace que este deporte sea tan maravilloso: que cualquiera pueda ganar a cualquiera.

SÍGUEME EN TWITTER: @tonihern

Últimas noticias

Comentarios recientes