Florentino Pérez, una cuestión de imagen

El madridismo cuestiona a su presidente, responsable de la débil estructura interna del club

La imagen de Florentino Pérez ha sufrido un notable deterioro entre los madridistas en los últimos meses. El hombre que cautivó a su afición con los fichajes de jugadores como Figo, Ronaldo, Zidane o Cristiano escucha gritos de “Florentino dimisión” en el Santiago Bernabéu. El otrora mesías del madridismo ha agotado la paciencia de un sector de la masa social.

La filosofía elitista del presidente del Real Madrid, basada en jugadores galácticos que compongan una impresionante fachada, ha relanzado la imagen del club a nivel mundial, pero al mismo tiempo, sus cimientos se han descuidado progresivamente, su estructura interna se ha debilitado hasta el punto de avergonzar a sus fieles.

Tradicionalmente, a Florentino le han sobrado portavoces de renombre y buena oratoria que le han servido de escudo en los malos momentos, incluyendo a algunos de los periodistas más influyentes de España. Sus errores han gozado de una protección envidiable. Sin ir más lejos, el ‘caso Cheryshev’ hizo que alguno de sus protectores exigiera la dimisión de Rafael Benítez, dejando intacto al presidente, eximiendo de responsabilidad al hombre que decide la estructura del club y los nombres que la componen.

Como es habitual en él, Florentino Pérez se sacudió la culpa por la alineación indebida de Cheryshev. Desde su púlpito, defendió que un asunto tan simple como conocer las sanciones que arrastran los jugadores madridistas procedentes de otros equipos no era responsabilidad de su club. Otro ejemplo del descuidado interior de la casa blanca. Como las tristes y solitarias despedidas de Raúl, Casillas y Del Bosque bajo su mandato. Como la apuesta incondicional por Jesús Olmo, el jefe de los servicios médicos que sólo genera desconfianza en la mayoría de jugadores del primer equipo. Otro ejemplo de que la fachada sigue siendo lo más importante en el Real Madrid.

Mientras la afición se pregunta en qué ha mejorado Benítez a Ancelotti, el presidente queda expuesto ante la opinión pública sin un escudo que le proteja dentro del club. La imagen de Florentino se deteriora con cada contratiempo. Con el inquebrantable apoyo de la prensa afín, sólo el balón podrá archivar sus desatinos en los despachos.

LA APUESTA del día

PSG y Manchester United debutarán mañana en la nueva edición de la UEFA Champions League

Últimas noticias

Comentarios recientes