La falta de criterio deportivo del Real Madrid

El Real Madrid ha caminado a la deriva durante este siglo

El Real Madrid ha vuelto a demostrar este año su falta de criterio deportivo a la hora de planificar la temporada, Rafael Benítez está siendo muy cuestionado a pesar de que lleva pocos meses en el puesto de entrenador y se teme por su continuidad. No es algo nuevo.

Pellegrini, Mourinho, Ancelotti y ahora Benítez. El Real Madrid no encuentra a su Arsene Wenger particular, o limitando el símil al propio club, un hombre que pueda abanderar los valores y la estabilidad que en su día tuvo Miguel Muñoz. Entrenadores con filosofías diferentes y planificaciones deportivas que nada tienen que ver entre sí, han provocado que el club navegue a la deriva en la parcela deportiva. Los números no engañan, y evidentemente los títulos tampoco. Los blancos solo pudieron ganar una liga en los últimos siete años, un bagaje escaso para un club de su entidad y que demuestra que el criterio que se ha seguido no es el correcto. La décima mitigó en parte el desencanto de unos aficionados acostumbrados a ver por televisión los títulos de su eterno rival, e incluso produjo que muchos vieran en Carlo Ancelotti al entrenador de futuro del equipo; el hombre con capacidad suficiente para manejar el difícil entorno merengue.

Pero solo hicieron falta varios resultados negativos y una temporada en blanco para que la directiva apartara a Carlo del equipo, pese a la oposición de los pesos pesados del equipo y la incredulidad general. Tampoco es algo nuevo si tenemos en cuenta que los tres entrenadores que fueron campeones de europa con el Real Madrid en época reciente salieron por la puerta de atrás (Heynckes, Del Bosque y Ancelotti). Florentino Pérez prefirió confiar en un entrenador sin bagaje como Carlos Queiroz antes de perpetuar en el cargo a Vicente del Bosque. El español siempre fue considerado por el club el nuevo Molowny, un bombero para situaciones críticas. No obstante el tiempo terminó haciendo justicia con Del Bosque y condenó los errores de la directiva blanca.

Camacho duró poco, demasiada pólvora para tiempos modernos. No encontró su sitio Luxemburgo y dos títulos de liga en etapas diferentes no fue un aval suficiente para Fabio Capello. Del italiano se pasó a Schuster, predestinado a dirigir a los blancos pero también a salir por la puerta de atrás. El club siguió su camino y volvió a demostrar la falta de un criterio deportivo definido cuando finalmente apostó por Pellegrini. Parecía el entrenador ideal por sus éxitos en un club humilde como el Villarreal, y realmente no lo hizo mal en su primer año, pero también fue finiquitado ante la golosa oportunidad de firmar a José Mourinho.

El portugués se ganó la antipatía del fútbol español pero también se convirtió en adalid del madridismo más radical, una especie de defensor de las causas perdidas y el antídoto perfecto contra Guardiola. Durante un tiempo funcionó, pero su tercera temporada, como suele pasar siempre con el portugués, fue un auténtico desastre. La vida de Ancelotti fue muy breve, aunque parece que más larga que la que tendrá Rafael Benítez. En verano fue presentado como un experto conocedor de la casa, pero en la práctica ha demostrado ser un entrenador anticuado, al menos para la mayoría de aficionados ¿Hacia donde caminará el criterio del Real Madrid en el futuro? Mientras Florentino Pérez siga en el club se seguirá jugando a la ruleta rusa.

LA APUESTA del día

Barcelona y Real Madrid se medirán esta tarde en el Camp Nou

Últimas noticias

Comentarios recientes