En 15 minutos se acaban nueve meses de debate y de polémica

La corta y desafortunada titularidad de Casillas termina en lesión

Imagen artículo

Unos de los partidos más esperados para mucha gente era el del Galatasaray - Real Madrid de Champions League, no por ser un enfrentamiento vibrante sino más bien por el puro morbo de volver a ver a Iker Casillas defendiendo la portería del conjunto blanco (en este caso de azul). La titularidad de Casillas ha estado en boca de mucha gente durante mucho tiempo y lo cierto es que las cosas no han podido salir peor para el portero de Móstoles.

Iker ejercía de Capitán del Real Madrid, volvía a ser titular y tenía ante si la oportunidad de reivindicar un puesto en el equipo titular en detrimento de Diego López, pero la fortuna no ha estado de su lado porque han sido 15 los minutos que ha aguantado bajo los palos ya que en ese preciso instante ha tenido que ser sustituido tras haberse dado un fuerte golpe con Sergio Ramos.

Nueve meses de quejas, polémicas y debate que han terminado en menos de un cuarto de hora. Las cosas del destino o incluso del propio Murphy,conocido por sus leyes. "Cuando algo va mal siempre puede ir peor" dice una de las leyes de Murphy. Eso mismo es lo que debe haber pensado Iker Casillas.

La lesión de Casillas debe haber puesto 'contento' a alguien, aquella persona que relegó al banquillo al Capitán, el mismísimo José Mourinho, que debe estar muy atento a la actualidad de su ex equipo.

Sin duda alguna esta situación también le viene bien a Carlo Ancelotti ya que Casillas esté durante un par de semanas de baja, lo que supone que se terminarán los rumores, los debates y por supuesto las preguntas en rueda de prensa sobre la titularidad de uno o de otro portero. Diego López debe estar respirando más tranquilo porque si hasta ahora no veía peligrar su titularidad ahora todavía menos.

Si hace nueve meses fue Arbeloa el que, de manera jocosa, 'cumplió las órdenes' de Mourinho, ahora ha sido Sergio Ramos el que ha obedecido a los deseos de Diego López, que tiene que haber vivido esta sustitución de una forma especial, ya que la salida de Casillas significa que casi con total seguridad no verá peligrar su puesto como portero titular del Real Madrid.

Con todo esto no quiero decir que haya gente que se pueda alegrar por la lesión de un jugador (que puede haberla) sino que para muchos esta lesión puede ser un regalo caído del cielo, algo que no compartirán en el entorno de Casillas y que nos puede servir para seguir escuchando y leyendo rumores con respecto al futuro de Iker Casillas. Menos mal que Sara Carbonero no tiene cuenta de Twitter, porque de ser así ahora podría ser todo un filón gracias a sus comentarios poco afortunados como el de hace unos días.

Veremos si esta lesión no anima a Iker Casillas a replantearse su futuro.

Últimas noticias

Comentarios recientes