De Pascuas a Ramos

El del Madrid está destinado a ser el mejor central de la historia de la Selección Española

Cuantas veces he dado las gracias a Joaquín Caparrós, un entrenador vilipendiado por los entendidos de fútbol y apreciado por pocos, al dar la alternativa a Sergio Ramos en una soleada tarde de Febrero del 2004 con el equipo hispalense. De hecho, creo que toda España le debería de dar las gracias por habernos mostrado al que está destinado a ser el mejor defensa de la historia de la Selección Española, el más laureado y con mayor personalidad de nuestro fútbol. Y me explico:

¿Por qué el de mayor personalidad de nuestro fútbol?

Conforme llegó al Real Madrid le dejaron el número 4 de Hierro, el eterno capitán, lo aceptó gustoso y dijo: “He venido para ganar más títulos que Fernando Hierro”. Algo osado pareció, ustedes pueden juzgar en la actualidad si es cierto o no. Ahí empezó su leyenda.

Otra muestra de su personalidad es el número de expulsiones que ha tenido en el Real Madrid, ganando a su antecesor, precisamente, Fernando Hierro, como el más expulsado de la historia del club blanco.

Ni que decir tiene que dicha personalidad no la muestra sólo sobre el campo sino también en su vida diaria y su vida social. Aún tendremos muchas anécdotas que contar a nuestros hijos del “Tarzán de Camas” pero… ¿Recuerdan sus declaraciones tras tirar la copa desde el autobús en la celebración de la última Copa del Rey ganada por el club blanco? O ¿Se acuerdan del penalti a lo panenka en la Eurocopa? Seguro que sí.

¿Por qué laureado?

3 Ligas, 2 Supercopas, 1 Copa del Rey en nuestro país. 2 Eurocopas, 1 Mundial y 1 Eurocopa Sub-19. Además de ser premiado con distinciones individuales como jugador revelación por varios medios, organismos y compañeros en el 2005, nominado al balón de oro en 2 ocasiones, miembro del equipo del año de la UEFA, miembro del equipo ideal del Mundial 2010 y la Eurocopa 2012, medalla de oro del Mérito deportivo, premio LFP al mejor defensa de la Liga y MVP en distintos partidos con la selección a pesar de ser defensa, etc… etc… etc… Sólo le falta ser campeón de la Europa Champions League con su club para redondear su trayectoria.

Y sobre todo… ¿por qué el mejor defensa de la historia de la selección?

Sólo recitaré las palabras de, para mí el mejor defensa de la historia del fútbol, Franco Baresi, para definirlo porque creo que son lo más exacto en una descripción futbolística que he escuchado nunca:“(…) Me parece un defensor buenísimo, increíble, distinto… Tiene mucha personalidad en el campo y unas cualidades que le hacen diferente a todos los demás y por eso puede jugador como lateral o central. Yo no sé en qué puesto lo pondría porque es uno de los mejores del mundo en las dos posiciones y eso es algo que pocos jugadores pueden decir si no es él el único. A pesar de ello, me gusta más como central, es fortísimo en defensa y juega de manera natural. Va muy bien de cabeza, con los pies y es inteligente. Con Capello (lo dijo cuándo el italiano fue entrenador del Real Madrid en su segunda época) va a crecer mucho y es posible que se convierta en el mejor defensa de todos los tiempos (…)”

Dicho queda del más grande. No tengo nada más que añadir, sólo que 100 partidos con la selección a su edad está al alcance de pocos, que todos recordaremos en unos años que injusto es compararlo con Puyol o Piqué como un central al nivel de estos cuando es mucho más y soltaremos las típicas frases de “abuelo” como: “Ya no hay defensas como Sergio Ramos”.

Al tiempo.

Últimas noticias

Comentarios recientes