El Real Madrid de los cinco centrocampistas

El conjunto merengue mostró una de sus versiones más potentes contra el Valencia sin Karim Benzema y sin Eden Hazard

FOTO: REAL MADRID FOTO: REAL MADRID

Pese a que en su primer proceso no realizara una intervención importante a nivel táctico, Zinedine Zidane está mostrando en esta segunda oportunidad que ha crecido como entrenador hasta el punto de poder confeccionar una versión potente del Real Madrid, la primera desde la salida de Cristiano Ronaldo. El entrenador francés, a partir de automatismos sencillo de ejecutar y perfiles de futbolistas puntuales pero que se complementan entre sí, ha conseguido construir un equipo que depende de su funcionamiento más allá de los rendimientos individuales de piezas específicas. En este caso, sin Karim Benzema, sin Eden Hazard y sin Gareth Bale consiguió golear al Valencia en la semifinal de la Supercopa de España a partir de un esquema con cinco centrocampistas, un paradigma nuevo esta temporada.

Con un 4-3-2-1, el denominado Árbol de Navidad de Carlo Ancelotti, el Real Madrid le pasó por arriba a un Valencia que estaba mostrando un nivel importante en estos últimos partidos. Zidane utilizó a Carlos Henrique Casemiro como mediocentro posicional junto a Toni Kroos y Luka Modric como interiores y, moviéndose con libertad en los diferentes carriles, Federico Valverde e Isco Alarcón actuando como mediapuntas, mostrando un rendimiento bastante alto y generando oportunidades de peligro, lo que se veía complicado sin la presencia de los tres futbolistas más finos y efectivos en el último tramo de la cancha. Sin Benzema y con la lesión de Hazard, el francés consiguió traducir el dominio de la pelota y compensar la ausencia de los movimientos del delantero francés con la llegada de Modric, Valverde e Isco al área rival para finalizar las jugadas. El primer pase de Kroos, el equilibrio de Casemiro, la movilidad de Kroos, el ida-vuelta de Valverde y las genialidades de Isco, un combo ideal.

El problema, más allá de la victoria final, fue el bajo rendimiento de Luka Jovic que, pese a tener muchos volantes por detrás de él, no pudo tener el impacto esperado en el resultado final y es que, sin extremos que desbordaran y llevaran la pelota al área rival con centros, el serbio terminaba perdido y sin la capacidad de poder participar con efectividad en el juego. Más allá de eso, el funcionamiento colectivo del Real Madrid de los cinco centrocampistas fue sublime, hasta el punto de mostrar una de las mejores versiones en los últimos dos años del conjunto merengue.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Apuesta del día: Liverpool - West Ham / Premier League

Liverpool y West Ham se enfrentarán mañana lunes, a partir de las 21:00 de la noche, para cerrar la jornada 27 de la Premier League

Últimas noticias

Comentarios recientes