La progresión a pasos agigantados de Take Kubo

El japonés lidera al Mallorca e ilusiona al Madrid

Kubo y su gran estado de forma Kubo y su gran estado de forma

La temporada de Kubo en el Mallorca está teniendo dosis de irregularidad, habitual en jugadores jóvenes. Sin embargo, el japonés cada vez que tiene minutos demuestra que es un jugador diferente, creativo y definitivo, como quedó patente de nuevo en el partido adelantado al viernes en el Benito Villamarín.

El jugador cedido por el Real Madrid partió de titular y fue una pesadilla para la zaga de la timorata defensa verdiblanca. Asistió en el 1-2 y logró el tanto definitivo que permitió a su equipo sumar un valioso punto que les mantiene fuera de los puestos de descenso. Pese a alternar titularidades y suplencias, se intuye el gran potencial de este jugador que el Barça se dejó birlar por el eterno rival. Kubo se une a la amplia nómina de jugadores jóvenes y con proyección que están llamados a liderar el Madrid del futuro, y visto su rendimiento podría incluso tener opciones de contar con un puesto en la primera plantilla del Madrid de cara a la próxima temporada, sobre todo si la cesión de Odegaard se prolonga un año más.

Take Kubo es un jugador diferente, un verso suelto y desequilibrante, capaz de brillar en un equipo que vive permanentemente en la agonía. Tiene chispa en los metros finales y no se esconde pese a su juventud, asumiendo la responsabilidad de liderar al Mallorca en el reto de la permanencia. Hay que tener paciencia con él, pero en el Madrid se frotan las manos sabedores que han encontrado todo un diamante en bruto.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes