Los peores fichajes invernales del Barcelona

Los culés se ven obligados a reforzarse en el mercado de invierno, un mercado que no se les da del todo bien

El Barcelona va a tener que fichar en el mercado de invierno sí o sí. Además de las tardías incorporaciones de Arda Turan y Aleix Vidal debido a la sanción FIFA, las múltiples lesiones de larga duración y el poco fondo del vestuario culé obligan a la directiva azulgrana a reforzarse en el mercado que se abrirá en enero. El problema es que el Barça no se caractariza por fichar auténticos revulsivos en este periodo de traspasos, más bien lo contrario, con las contadas excepciones de Edgar Davids o incluso Sorín. Repasamos algunos de los peores fichajes culés de invierno.

· MAXI LÓPEZ (2005)

En el ecuador de la temporada 2004/05, el Barcelona sufrió una plaga de lesiones similar a la actual. Larsson, Gabri, Thiago Motta o Edmilson quedaron fuera de juego varios meses, por lo que fichar en invierno era una necesidad. Así llegó el argentino Maxi López a cambio de 6 millones de euros para reforzar la delantera y tomar el relevo del sueco Larsson, aguardando en el banquillo las oportunidades que el tridente Ronaldinho - Eto'o - Giuly le brindasen. Su estancia en el Camp Nou puede resumirse con 2 goles en 19 partidos y varias lesiones en las dos temporadas que vistió de azulgrana.

· IBRAHIM AFELLAY (2011)

También para reforzar la delantera aterrizó en diciembre de 2010 Ibrahim Afellay, procedente del PSV Eindhoven a cambio de unos tres millones de euros. Tras una primera temporada en la que llegó a disputar 28 encuentros entre todas las competiciones, el holandés cayó en el olvido para Pep Guardiola y los entrenadores que le sucedieron. Desde entonces pasó sus días entre lesiones y cesiones a clubes como el Schalke 04 o el Olympiakos, hasta recalar por fin libre del Barcelona en el Stoke City inglés.

· WINSTON BOGARDE (1998)

En pleno apogeo del fichaje de holandeses por parte de Louis Van Gaal llegó el defensa Winston Bogarde. El técnico coincidió con el central en el Ajax de Ámsterdam, donde se consagró en uno de los mejores futbolistas europeos en su puesto. Tras firmar en 1997 por el Milan, donde apenas tuvo oportunidades, Van Gaal le 'rescató' para jugar en el Barça, donde jamás volvería a mostrar el nivel que exhibió en el fútbol holandés y se marchó año y medio después al Chelsea siendo recordado en la cultura popular culé como uno de los mayores pufos de aquella época.

· IGOR KORNEYEV (1995)

Tras despuntar en el Espanyol de principios de los 90, a pesar del descenso perico, el Barcelona se hizo con él en la temporada 94/95 para formar parte del filial azulgrana. Con 21 goles anotados en el Espanyol en 3 temporadas y 4 en el filial, Cruyff vio en él un complemento goleador para su Dream Team, que se encontraba ya en las últimas, y no dudó en subirlo al primer equipo para la segunda mitad del campeonato, estrenándose en enero de 1995 con la primera plantilla, donde apenas duró un par de meses antes de ser traspasado al Heerenveen holandés.

· EMMANUEL AMUNIKE (1997)

Formó parte de la gran generación de futbolistas nigerianos que revolucionaron el fútbol hace ya dos décadas y llegó al Barcelona a pesar de los informes negativos de los ojeadores e incluso de los servicios médicos del club, que temían por su rodilla. El centrocampista nunca llegó a encajar en el conjunto azulgrana, de hecho estuvo cuatro temporadas y tan sólo en la primera disputó partidos de Liga, quedando relegado a competiciones internacionales en su segunda campaña y a no jugar ningún partido en su tercer y cuarto año en el Camp Nou. No obstante, se marchó rumbo al Albacete en el 2000 con 2 Ligas, 2 Copas del Rey y 2 Supercopas en su palmarés.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Apuesta del día: Wolverhampton - Liverpool / Premier League

Wolverhampton y Liverpool se verán las caras mañana jueves, en el encuentro correspondiente a la jornada 24 de la Premier League

Últimas noticias

Comentarios recientes