OPINIÓN - Sergio Ramos y la premeditación

Discurso victimista del capitán poniendo el foco en el arbitraje

Sergio Ramos y su discurso victimista Sergio Ramos y su discurso victimista

No se oía al Madrid hablar de arbitrajes en los últimos tiempos. Los meses de bonanza deportiva han alejado del foco a los hombres del silbato, pero cuando los resultados vuelven a ser esquivos reaparecen las lamentaciones facilonas y victimistas.

Sergio Ramos compareció tras el partido ante los medios con el discurso aprendido. Sabía lo que tenía que decir, y puso el foco en el árbitro, Hernández Hernández, deslizando incluso una posible premeditación contra el Madrid en la toma de decisiones. Las declaraciones recordaron a las que hizo el barcelonista Sergio Busquets hace unos meses y que quedaron sin sanción, precedente que ha utilizado inteligentemente Ramos para ejercer presión sabedor de que si le sancionan el madridismo mediático clamará por el trato discriminatorio.

Pero Sergio Ramos fue todavía más lejos, señalando al árbitro por sus malas formas y aludiendo a un posible problema personal. Todo en un partido que apenas tuvo motivos para la queja madridista más allá de dos manos claramente involuntarias. Parece mentira que Ramos salga a protestar de esta manera después de que le perdonaran la expulsión en Pamplona y a Bale no le expulsaran por su entrada a un jugador del Celta (un Celta que ayer se quedaba con 10 por una acción similar).

Estas reacciones del capitán demuestran que el madridismo está nervioso en la orilla de su semana grande. Y no parece que el victimismo sea la mejor fórmula para afrontarla.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes