¿Es En-Nesyri el delantero que necesita el Sevilla?

Analizamos pros y contras de una inversión de riesgo

En-Nesyri, la apuesta de Monchi. En-Nesyri, la apuesta de Monchi.

A veces el mercado sorprende con operaciones en las que se involucra a un jugador que no estaba en los rumores. Ese fue el caso de En-Nesyri, que en una operación exprés pasará de luchar por la permanencia en el Leganés a pelear por Europa en el Sevilla. Jugada arriesgada de Monchi, que viene de tres malas decisiones en la delantera (De Jong, Dabbur y Chicharito), por lo que no puede permitirse fallar con el marroquí.

Empecemos por lo positivo. ¿Que ha visto Monchi en En Nesyri? Su primer aval es la juventud y capacidad de mejora. El potencial está, y el Sevilla confía en explotarlo. En el Pizjuán siempre han funcionado los delanteros con zancada larga como Kanouté o Bacca, pero Lopetegui toca otra música más melódica que posiblemente le cueste interpretar al marroquí. Será útil a la hora de proteger el balón arriba, descargar jugadas y bregar todo lo imaginable. También lanzará desmarques para un Banega que rodeado de velocistas puede multiplicar su importancia, sobre todo jugando a domicilio. El Africano también es un gran cabeceador y muy versátil, capaz de adaptarse a jugar en una banda y apareciendo en lugar de estando.

En el apartado negativo hay que hablar de su carácter, algo díscolo cuando no le salen las cosas. Si está en racha, es un volcán que empuja al resto del equipo, pero si no tiene el día puede ser el delantero más desesperante del planeta. Su envergadura le hace ser algo torpón en el manejo del balón, aunque es un gran driblador en arrancadas. Es un buen rematador, pero un mal definidor, que cuanto más piensa peor decide.

Y luego está el gol, que es el principal déficit del Sevilla. En-Nesyri es un delantero de rachas que hasta ahora no ha asegurado continuidad, por lo que la falta de pegada puede seguir estando presente en más tramos de temporada. Posiblemente Lopetegui piense en él como potenciador de De Jong más que como goleador primario, por lo que no extrañaría seguir viendo al holandés en punta con el marroquí atrayendo a la defensa rival con gran movilidad y desmarques permanentes. Mezclar un perfil dinámico y otro estático puede ser la pócima que estaba buscando Lopetegui. No obstante, con el precio pagado, la operación es de alto riesgo.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes