La mala fortuna se ceba con el Rennes

En la jornada de Europa League de ayer los franceses sufrieron todos los desprópositos posibles

La mala fortuna se ceba con el Rennes "Foto: 20 Minutos" La mala fortuna se ceba con el Rennes "Foto: 20 Minutos"

Tras 9 encuentros sin conocer la victoria, el Stade Rennais Football Club de Julién Stephan parece estar mirado por un tuerto o influenciado por algún truco de magia negra de sus más acérrimos enemigos. En la jornada de ayer de la Europa League, todo lo que podía salir mal, salió aún peor. Una serie de catastróficos despropósitos se sucedieron para que los bretones volviesen a firmar una nueva derrota que les complica su pase a los dieciseisavos de la Europa League.

Colistas en su grupo europeo y cuesta abajo y sin frenos en la Ligue 1, esta es la actual situación del club francés. Sin embargo, lo sucedido ayer en el Roazhon Park escapa a todo intento de entendimiento desde la óptica de la lógica.

Con el segundo portero del club lesionado, Romain Salin, una de las primeras jugadas en el encuentro propició la expulsión del guardameta titular, el arquero senegalés Edouard Mendy. Omrani peleó un balón que le dejó frente a la portería y el africano derribó al delantero rival fuera del área, evitando el penalti pero dejando a su equipo con uno menos. En el banquillo, un chico de 16 años, Pépé Bonet, que tenía que mantener su portería lo más reservada posible, con un jugador menos y tras una racha de 8 encuentros sin vencer que tenía la grada especialmente descontenta. ¿Qué podría salir mal? Pues todo, y así fue.

En el mismo lanzamiento de la falta realizada por Mendy llegó el primer gol del Cluj rumano. Primer tiro a puerta y primer tanto encajado por Bonet. El transcurso del partido tampoco supuso un desastroso desempeño del Rennes, la diferencia de jugadores sobre el campo se hacía notar pero los de Stephan resistían numantinamente. Incluso tuvieron un penalti para igualar el encuentro, pero Niang lo erró. No contentos con todo esto, Camavinga también se autoexpulsó en el comienzo del segundo tiempo tras un error en la salida de balón del propio Bonet. Tardarán mucho tiempo los aficionados del Rennes en olvidar este día.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes