Kevin de Bruyne, el principal problema para Zidane

El belga es una pieza fundamental en el sistema de juego de Pep Guardiola

FOTO: MANCHESTER CITY FOTO: MANCHESTER CITY

El Real Madrid enfrentará al Manchester City en los octavos de final de la UEFA Champions League, un rival que exigirá al conjunto merengue pese a no estar pasando por su mejor momento individual y colectivo pero, más allá de eso, cuenta con uno de los mejores entrenadores del mundo (con experiencia y con capacidad para dominar un partido a partir de su pizarra) y una plantilla repleta de estrellas que, pese a no tener mucho recorrido en la principal torneo de clubes en Europa, tienen las cualidades para cambiar el rumbo de cualquier encuentro con sus intervenciones. Uno de esos jugadores, y el más determinante dentro del funcionamiento del equipo dirigido por Pep Guardiola, es Kevin de Bruyne que llegará a dicho partido como uno de los mejores jugadores de la Premier League y el mejor mediocampista del balompié mundial.

Kevin de Bruyne es un volante ofensivo que, de la mano de Pep Guardiola, ha evolucionado su juego hasta el punto de ser determinante en diferentes zonas del campo en las fases con la pelota. Sus participaciones tanto en el inicio de juego, construcción de la jugada y definición son determinantes, hasta el punto de ser una variante colectiva en sí misma independientemente de donde toque la pelota y comience a moverse. En lo que va de Premier League, el belga ha disputado 26 partidos en donde ha participado en 24 anotaciones (ocho goles y 16 asistencias), un número que evidencia su capacidad de ser determinante en el último tramo pero, más allá de eso, promedia 81 intervenciones con pelota por partido, ha creado 23 oportunidades de peligro dando cuatro pases claves y con 46 pases (82% de efectividad).

Pese a tener un contexto complicado, Kevin de Bruyne es el líder estilístico del conjunto de Manchester, hasta el punto de ser el arma principal para que los de Pep Guardiola puedan dominar el partido con la pelota y poder transformarlo en peligro, sea asistiendo a un compañero o anotando llegando desde una segunda línea, lo que le hace mucho daño al Real Madrid, principalmente atacando el sector derecho y aprovechando los problemas defensivos merengues. El belga tendrá la oportunidad en el Santiago Bernabéu de dar un golpe la sobre y liderar a su equipo a la siguiente ronda de la competencia más importante del balompié europeo.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes