Crispación en el vestuario del Barça, Messi se cansa de Valverde

Los jugadores del Barça estallan y ya apenas nadie confía en el entrenador

Crispación en el vestuario del Barça, Messi se cansa de Valverde. Foto: AP Crispación en el vestuario del Barça, Messi se cansa de Valverde. Foto: AP

Cuando Ernesto Valverde tenía pie y medio fuera del Camp Nou el pasado 28 de mayo, cuando se filtró desde la directiva del FC Barcelona que dejaría de ser entrenador del equipo, fue Josep María Bartomeu quien paró a última hora la destitución del técnico extremeño. El presidente del Barça no tomó esa decisión en caliente y sin meditarlo con nadie sino que fueron los propios capitanes en nombre de Leo Messi quien pidió a Bartomeu que no echara a Valverde ya que se consideraban ellos mismos como los culpables de las derrotas ante Liverpool en Champions y Valencia en Liga.

Ernesto sabe que esa petición de Leo fue la que paró su cese, pero que el crédito que tenía no era demasiado. Dentro del club son muchas las voces que le quieren fuera y apenas cuenta con apoyos desde la cúpula, teniendo algunos más dentro del vestuario por su carácter conciliador y permisivo con las vacas sagradas, que se sienten muy cómodos con él como entrenador ya que no es de esos a los que les gusta actuar con mucha mano dura. Lo malo para Ernesto es que incluso dentro del propio vestuario está perdiendo gente que crea en él.

Lo que sucedió anoche en Praga fue la chispa que encendió la mecha de una pólvora que hace semanas no hace más que crecer y crecer tras un inicio de temporada más que cuestionable donde la vuelta de Leo Messi por lesión ha reconducido la situación del equipo, más que preocupante tras el empate en Champions y la derrota en Granada. Los resultados (líder en Liga y habiendo sumado los 3 puntos ante el Slavia) es lo que hace que la situación no sea extrema.

En el vestuario culé, anoche, tras haber sufrido lo indecible en los últimos 15 minutos de partido con el equipo totalmente encerrado y achicando agua ante los aluviones del Slavia, se escucharon frases como "Jugando así no ganamos la Champions", algo que pudieron oír varios de los periodistas acreditados en el estadio. El enfado de muchos era mayúsculo, como es el caso de Ter Stegen, que cuando ya se dirigía al autobús que le llevaría fuera del estadio, le hicieron hablar para la prensa, sin querer, después de que todos los futbolistas se negaran a hablar para las radios. El portero alemán criticó la actitud de varios del equipo, sin dar nombres, sabiendo que hay muchos que no están del todo comprometidos.

Precisamente, el que fuera su principal valedor para que se quedara, Messi, se ha cansado de Valverde. El argentino ha visto con sus propios ojos en este inicio de temporada que el entrenador se está mostrando carente de ideas en muchos encuentros en cuanto a su planteamiento táctico y de gestión del equipo, sobre todo en los partidos fuera de casa. El 10 del Barça le ha perdido la fe y a su círculo cercano les ha confesado que ve al entrenador con menos ganas que otras temporadas, algo que el propio Valverde dejó caer en una rueda de prensa hace un par de semanas, diciendo que se sentía "un poco cansado".

El ambiente dentro del vestuario, donde son los propios jugadores los que gestionan todo lo que ocurre dentro de él en muchas ocasiones, empieza a enrarecerse y eso no ayuda a que Valverde tenga fácil el poder conseguir la Champions, el gran objetivo de esta temporada después de lo ocurrido los dos últimos años ante Roma y Liverpool. Sin mucho apoyo en la directiva y cada vez con menos crédito dentro de la plantilla, el test que tiene por delante es de aúpa.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Apuesta del día: Chelsea - Manchester United / Premier League

Chelsea y Manchester United cerrarán mañana la jornada 26 de la Premier League, en el encuentro que les unirá en Stamford Bridge

Últimas noticias

Comentarios recientes