La comparativa numérica entre Valverde y Setién

Analizamos, después de los 10 primeros partidos de Setién, el estilo de juego de su equipo en comparación al de Ernesto Valverde.

FOTO. AGENCIAS FOTO. AGENCIAS

Aprovechando el cuadro comparativo que realizó y publicó Fermín Suárez en su cuenta de Twitter, vamos a comprar las estadísticas de los 26 partidos dirigidos por Ernesto Valverde en el FC Barcelona y los 10 que lleva Quique Setién en el conjunto blaugrana, intentando mostrar las conductas de ambos equipos en cuanto juego de refiere. Pese a que las sensaciones sean diferentes, teniendo en cuenta la propuesta y las intenciones de cada cuerpo técnico son diferentes, pero los números evidencian todo lo contrario aunque, al mismo tiempo, sea necesario afirmar que el proceso de aprendizaje de la idea de Setién ha obligado a que el equipo blaugrana cambie diferentes rasgos y que varios encuentros le costaran más de la cuenta.

El primer dato a tener en cuenta es el de los pases hacia delante debido a que, se mantenga que Quique Setién es un entrenador más ofensivo y Ernesto Valverde es más cuidados en ese sentido, las estadísticas muestran que el equipo del segundo daba 44,6% de pases para delante (del total realizado por encuentro), cuatro más del equipo del primero (40,3%). Este dato también se nota en el porcentaje de pases en el último tercio de la cancha, donde también domina el conjunto de Valverde (26,8 vs 24,1). Aunque, pese a tener esa cantidad de juego en campo rival, los de Setién son los que más generan grandes ocasiones por partido (3vs2).

Pero, por otro lado, a nivel defensivo, el FC Barcelona de Setién tiene mejores registros defensivos que los de Valverde. Primero en cuentao a los goles esperados en contra donde promedian 0,5% (a diferentes de los de Valverde que promediaban 1,05), segundo en cuento a ocasiones importantes recibidas (Cinco contra 7) y a pases buenos del rival, permitiendo solo 214 en contra de los 307 de los el equipo del anterior cuerpo técnico.

Estas estadísticas, más allá de marcar una tendencia pero no rasgo absoluto, evidencian que Quique Setién está intentando defenderse con pelota (más que descansando en un bloque defensivo como lo hacía Valverde) pero que le está costando generar desequilibrio al no tener jugadores por los costados que puedan marcar la diferencia. Pese a eso, y entendiendo que todavía tiene mucho por mejorar, esta versión del Barcelona es más cuidadosa a la hora de tener la pelota (toma menos riesgos) y decide atacar mejor que en gran cantidad.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes