El cambio del Real Madrid después de París

El Real Madrid está mostrando una versión que, hasta los momentos, le está dando mejores resultados

El cambio del Real Madrid después de París. FOTO: REAL MADRID El cambio del Real Madrid después de París. FOTO: REAL MADRID

Después de la dolorosa caída contra el París Saint Germain por la primera jornada de la fase de grupos de la UEFA Champions League, el Real Madrid ha cambiado poco a poco su manera de jugar que, pese a que la diferencia no es tan notoria, está dejando ciertos matices de mejora en comparación a todo lo que se venía viendo antes de ese debut en la competición continental. El ajuste lo realizó Zinedine Zidane que, entendiendo que tiene mucha calidad en el último tramo para marcar la diferencia, se enfocó en el trabajo defensivo y en los mecanismos de protección para Courtois.

Pese a que los números no son un claro ejemplo de lo que ocurre en la cancha, sirven de parámetro para demostrar que existe un cambio radical en cuanto al funcionamiento del equipo. En los partidos previos al partido en París, el Real Madrid había recibido goles en todos los partidos que había disputado (Celta de Vigo, Real Valladolid, Villarreal y Levante) y, después de la goleada contra el PSG, no ha recibido ni un solo gol en los tres partidos ganados (Sevilla, Osasuna y Atlético de Madrid) que le sirvieron, al mismo tiempo, para asaltar el primer lugar de la tabla de La Liga. Un cambio verdaderamente importante.

¿La razón? Es que Zidane ha comenzado a corregir diferentes matices como la ocupación de espacios sin pelota, principalmente a la hora de replegar, y que está tomando más precauciones en cada uno de sus onces titulares con la alineación, por lo menos en dos de los partidos, de un mediocampo de un corte más defensivo con la participación de Casemiro y Federico Valverde, quienes le dan un poco más de equilibrio a la zona de máquinas, facilitando al mismo tiempo el trabajo de la línea de fondo que se siente más protegida a la hora de estar cerca del arco propio.

Pese a que todavía es muy pronto para hablar de una dinámica constante y que le quedan muchas cosas que mejorar al conjunto merengue principalmente en el ataque, el Real Madrid está dejando mejores sensaciones en este tramo de la temporada que en el comienzo con una idea mucho más precavida, intérpretes de un corte más defensivo y con unos ajustes necesarios para poder competir en escenarios mucho más importantes como el Sánchez Pizjuan y el Wanda Metropolitano, de donde salieron ilesos y con la sensación de ser superior a su rival.

Noticias Relacionadas

Últimas noticias

Comentarios recientes