El Barça no corre

Resulta sorprendente que partido a partido, el Barça corra muchos menos kilómetros que su rival

El Barça no corre. Foto: EFE El Barça no corre. Foto: EFE

Dicen que un equipo juega como entrena y viendo al Barça de Ernesto Valverde en competiciones oficiales, debe entrenar a un ritmo muy tranquilo porque no son pocos los partidos en los que el FC Barcelona termina corriendo una cantidad de kilómetros muy inferior a su rival en este inicio de temporada. Es cierto que Valverde, que fue entrenado por Cruyff, usa como frase de cabecera aquello que decía el gran técnico holandés de que "es el rival el que debe correr más que tú", pero la diferencia es que este Barça ni crea ni ilusiona con la pelota en los pies y llega a ser incluso manejado por el rival en su propio campo.

Llevamos cuatro partidos de Champions y en ninguno, el Barça corrió más que el rival. Ayer, ante el Slavia, fue el día que más corrieron, con 111 kilómetros en total, solo que su rival corrió 125, dejando en evidencia al equipo culé que por momentos, se le vio sin ideas y sin saber cómo romper la línea defensiva del equipo checo, lo que le valió los pitos de la afición del Camp Nou. En los anteriores encuentros, corrió 107 kilómetros (Borussia), 104 (Inter) y 100 (en Praga ante el Slavia). Siempre, menos que el rival.

Ante el Levante, en la última gran derrota sonada del equipo y que levantó los colores de muchos aficionados por lo ocurrido en aquellos fatídicos 7 minutos, el Barça corrió 7 kilómetros menos que el rival, mostrándose totalmente inoperante en la segunda mitad. Ante el Granada, hace algo más de un mes, la distancia se amplió a 10 kilómetros, que fue lo que el equipo andaluz corrió más que todo el FC Barcelona.

Si cuando con la pelota en los pies no se está inspirado, como es el caso actual del equipo de Valverde, el trabajo debería compensar la falta de creatividad. Pep Guardiola movía al rival a su antojo y les hacía correr hasta que quedaban exhaustos y en las segundas partes, los mataba a través de distintas combinaciones. Con los equipos encerrados y en líneas pegadas de hasta 9 jugadores, Valverde no ha encontrado la tecla que haga que sus jugadores salten con intensidad al campo.

Se ha visto claro que el entrenador extremeño permite demasiado a los futbolistas, que están extremadamente tranquilos con Ernesto. Que salgan sin intensidad o que en momentos puntuales como el del otro día ante el Levante no sea capaz de reaccionar ante el aluvión rival, demuestra que él es el primero que no carga de electricidad a su jugadores y que lo que se ve en el campo es una extensión de lo que Valverde transmite: una absoluta tranquilidad.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Apuesta del día: Real Sociedad - Barcelona / Liga Santander

Real Sociedad y Barcelona juegan mañana, a partir de las 16:00 horas, el segundo partido del sábado de la decimoséptima jornada de LaLiga Santander

Últimas noticias

Comentarios recientes