Los 5 peores fichajes brasileños de la historia del Barça

Pese a que en Barcelona han jugado grandes cracks cariocas, otros han vivido un auténtico infierno

Keirrison y Henrique (Periodista Digital) Keirrison y Henrique (Periodista Digital)

La relación entre el FC Barcelona y los jóvenes jugadores brasileños se remonta a muchos años atrás. Por estilo de vida o de juego, quién sabe, seguramente por todo, el club azulgrana ha solido apostar por perlas del fútbol carioca. Algunas de ellas han pasado a la historia como estrellas del fútbol mundial, otras lo han hecho como algunas de las mayores decepciones de la larga vida del Barça.

La gran pregunta que le surge a uno estos días, en que tanto se está hablando de los Gabriel Jesús, Gabigol, Luan… es, ¿qué sucederá con ellos? ¿En qué grupo estarán? ¿Entrarán en el selecto colectivo de los Ronaldinho, Romario, Ronaldo, Neymar y Rivaldo o se convertirán en un fiasco para la entidad catalana? Y es que no han sido pocos los futbolistas que llegaron al Camp Nou como futuras estrellas y que, llegado un día, se marcharon sin que nadie se diera cuenta de que, ni siquiera, habían llegado a jugar vestidos de blaugrana.

Keirrison: Llegó en el verano de 2009, con 21 años, como una futura estrella. Procedente del Palmeiras, al que el Barça abonó la friolera de 16 millones de euros, el joven ariete carioca aterrizó en el Camp Nou como una apuesta para los años venideros. Nada más lejos de la realidad, Keirrison no llegó a vestir jamás la camiseta azulgrana. De hecho, no llegó a debutar ni siquiera en un partido amistoso. Se marchó cedido primero al Benfica y después a la Fiorentina, para luego hacerlo en el Santos, el Cruzeiro y el Coritiba. Terminó dejando Barcelona como agente libre.

Henrique: Llegó a la Ciudad Condal en 2008, con 22 años, también procedente del Palmeiras, a cambio de 10 millones de euros. El prometedor central tampoco llegó a vestir jamás la camiseta del Barça en partido oficial. No obstante, a diferencia de su homólogo brasileño, sí que lo hizo en partido amistoso. Durante sus años como culé jugó cedido en el Bayer Leverkusen, en el Racing de Santander y en el Palmeiras, donde se terminaría quedando. Gratis, cómo no.

Douglas: Una de las operaciones más raras y surrealistas que ha protagonizado el FC Barcelona en los últimos años. En 2014, para sorpresa de muchos aficionados brasileños, que no daban crédito a lo sucedido, el Barça firmaba por algo más de 5 millones a un joven lateral de 23 años del Sao Paulo, Douglas Pereira. Dos temporadas enteras después, el defensa carioca sólo ha disputado 370 minutos como blaugrana.

Rochemback: Internacional absoluto e ídolo en su club, Sport Club Internacional, un jovencísimo de 19 años, de nombre Fábio, aterrizaba en Barcelona como uno de los mejores jugadores del mundo y como una futura estrella de alcance planetario. Los aficionados culés, no obstante, lo recuerdan como una de las operaciones más ruinosas de la historia del club. El centrocampista carioca fichó por algo más de 9 millones de euros y se marchó por casi diez veces menos de lo pagado. Su brusquedad con balón y sin éste es el único recuerdo que guardan los culés de él.

Geovanni: En 2001 el Barcelona pagó 21 millones, cifra astronómica en aquella época, por un joven atacante del que decían que era el nuevo Garrincha. El caso es que, si lo era, jamás lo llegó a demostrar. Jugó 50 partidos vestido de culé y no anotó más que 2 tantos oficiales. Que se terminara marchando gratis habla por sí solo. Los aficionados del Barça prefieren decir que este fichaje jamás existió.

Noticias Relacionadas

LA APUESTA del día

Apuesta del día: Sevilla - Levante / LaLiga Santander

Sevilla y Levante cerrarán la novena jornada de la Liga Santander. El duelo se jugará a las 21:00 horas en el Sánchez Pizjuán.

Últimas noticias

Comentarios recientes

¡No te pierdas ni una publicacion! X

Dale a "me gusta" en Facebook
Siguenos en Twitter